Jugamos con el Tangram.

    Luego de la leyenda del Tangram, armamos el azulejo como cuenta la historia, el cual al caerse se rompió en siete pedazos. Los mismos tenían formas geométricas. Los chicos identificaron dichas formas y luego jugamos a formas figuras usando las piezas del rompecabezas chino.